miércoles, 25 de junio de 2014

POR UN PUERTO LIMPIO: ATCADE FUE UNO DE LOS PROMOTORES DEL ACUERDO



"Los transportistas propiciamos el diálogo entre las partes"

Días pasados tuvo lugar en el Consorcio de Gestión de Puerto Quequén una trascendental reunión entre representantes del Estado provincial, municipal, la Justicia y diversas entidades vinculadas al agro. En la oportunidad se acordó la firma de un Acta de Compromiso entre las partes para la resolución de conflictos por la vía del diálogo, en el marco de la Mesa Provincial de Transporte.

"Los transportistas propiciamos el diálogo entre las partes, porque entendemos que cuando hay verdadera voluntad de dialogar se resuelven los conflictos y las diferencias" dijeron desde ATCADE. La entidad estuvo representada por Miguel Aguilar (Presidente), Diego Sommer (Delegado de Cnel. Suárez), Mario Peralta (Delegado de Otamendi), Luis Ramayo (Delegado de Henderson), Luis Alberto Jurado (Delegado de Lobería), Peca Distéfano (Delegado de Tres Arroyos), Pedro Rolandi (Delegado de Daireaux), Carlos Geneiro (Delegado de Balcarce) y Javier Lucero (Delegado de Necochea).


De esta manera, la ATCADE defiende de manera integral los derechos de los transportistas.





ATCADE, APOYANDO LA LUCHA DE LOS TRANSPORTISTAS DE LA MADERA PARA CELULOSA



"A partir de la lucha de ATCADE, se logró subir la tarifa y darle trabajo a los camioneros locales" 

A comienzos del mes de mayo se llevó adelante una medida de fuerza de los compañeros transportistas de la madera en Quequén. La medida consistió en un quite de colaboración y contó con la presencia activa de la Comisión Directiva de ATCADE con el fin de abrir canales de diálogo con los responsables de la empresa.

"El motivo del conflicto fue que no se respetaba la tarifa convenida provincialmente y se estaban realizando maniobras para eludir a los transportistas locales" señalaron fuentes de la entidad.

"A partir de la lucha de ATCADE, se logró subir la tarifa y darle trabajo a los camioneros locales" dijeron.

La empresa ubicada en Quequén acopia troncos de eucaliptus que luego son enviados a la planta Celulosa Argentina, en la ciudad de Rosario.